Entidades que nos apoyan.

Colombia mantiene con Francia relaciones antiguas y muy vivas en el ámbito académico y científico, las cuales se han venido consolidando y diversificando en la última década. Si bien la promoción de la lengua y de la cultura francesa, el derecho público y privado así como las ciencias humanas y sociales habían sido tradicionalmente las áreas disciplinarias más visibles y privilegiadas, en el transcurso de los últimos años se han incrementado fuertemente las cooperaciones en el campo de la agricultura, de la ingeniería, de la pedagogía, de las formaciones técnicas y de la administración de empresas conforme se han ido ampliando los compromisos adquiridos de acuerdo con los grandes desafíos compartidos entre ambos países (proceso de paz, cambio climático, desarrollo rural y urbano, movilidad, transformación digital, innovación y competitividad).

El año Colombia-Francia confirmó, a lo largo del 2017, la riqueza y el dinamismo de la cooperación bilateral. Permitió establecer un balance exhaustivo de la cooperación entre los dos países y a la vez diagnosticar los principales obstáculos para su fortalecimiento apuntando hacia nuevas pistas concretas e innovadoras de colaboración.

Con más de 4.000 alumnos en el país, los liceos franceses de Bogotá, Cali, Pereira y Medellín son centros de formación de excelencia, como lo demuestran los resultados de sus egresados que integran las mejores universidades de Colombia y del extranjero. Estas instituciones educativas, no sólo promueven modelos pedagógicos eficientes e innovadores, sino que se han convertido en importantes agentes de la vida intelectual y cultural y del desarrollo local. Se enfrentan sin embargo, a una demanda de matrículas cada vez más importante y difícil de satisfacer, especialmente en Bogotá donde se está estudiando la posibilidad de abrir un nuevo liceo en la zona norte. Paralelamente, el gobierno francés está promoviendo en Colombia una nueva certificación el “LabelFrancÉducation”, destinada a apoyar a los colegios colombianos deseosos de implementar proyectos educativos de calidad en relación con la lengua y la cultura francesas (intercambios escolares, formación de docentes, recursos digitales, encuentros artísticos y científicos).

La cooperación pedagógica en educación básica y secundaria opera también articulada con el ámbito universitario, especialmente en las áreas de la enseñanza de los idiomas, de las ciencias básicas y de la educación virtual. Se puede mencionar por ejemplo en los últimos años el programa “Jóvenes Científicos” (“Main à la pâte”) liderado por la Universidad de los Andes, la Cumbre del Francés (2017) o el encuentro de profesores de francés de América Latina “SEDIFRALE” (2018) organizados con la Universidad Javeriana, los seminarios de formación de docentes de matemáticas organizados con la Universidad Nacional en Bogotá y Manizales (2013-2018), la Universidad Tecnológica del Chocó (2017) o la Universidad del Magdalena (2017). En febrero de 2018, el inspector General de Matemática de la Educación Nacional, Charles Torossian, fue enviado especialmente por el ministro de Educación de Francia, Jean‑Michel Blanquer para participar en un foro regional sobre educación matemática organizado por la Universidad Pedagógica Nacional. En mayo de 2018, en asociación con las universidades de Bucaramanga, se organizó un coloquio colombo-francés sobre educación virtual en la Universidad Autónoma de Bucaramanga (UNAB).

Se pueden ampliar estas cooperaciones, especialmente a través de la red francesa de las 33 ESPE (Escuelas Superiores del Profesorado y de la Educación) donde se forman todos los docentes franceses de educación básica, así como del Instituto Francés de Educación (IFE) y de los Ministerios de Educación y de agricultura (educación rural) de Francia.

La promoción de la enseñanza del francés en Colombia no traduce meramente un esfuerzo de difusión de la lengua y de la cultura francesa, se trata ante todo de una valiosa herramienta de fortalecimiento y desarrollo de los intercambios bilaterales en amplios sectores y en especial en el ámbito educativo.

En efecto, si bien el inglés —así como la matemática o la informática— se ha convertido hoy día en un lenguaje universal, no es exclusivo ni suficiente para favorecer el acceso al conocimiento y la internacionalización de programas e instituciones educativas. Cabe considerar, por ejemplo, que apenas el 25,3% de los usuarios de Internet en el mundo son de lengua inglesa y que en la mayoría de los países de la OCDE el manejo de 2 o 3 idiomas extranjeros es indispensable para obtener títulos académicos o acceder a un mercado laboral altamente cualificado.

Actualmente la legislación colombiana sólo prevé la enseñanza de un idioma extranjero en el sistema público. Esta situación contribuye a aumentar la brecha entre alumnos pertenecientes a distintos estratos sociales o a distintas áreas urbanas y rurales.

El número de colombianos que aprende el francés se sitúa entre 50 y 100.000. La mayoría de ellos lo hace en instituciones privadas. En cambio, el número de alumnos que aprende español en Francia es de más de 2 millones y medio.

Con más de 20.000 estudiantes en Colombia y 175.000 espectadores en el 2017, la red de las 12 Alianzas franco-colombianas es la 5ta más grande del mundo. En los últimos años su papel ha sido muy decisivo en el fomento de la movilidad estudiantil hacia Francia y demás países francófonos. Ha sido un gran aliado de las universidades colombianas en su proceso de internacionalización y de acreditación de alta calidad. A través del programa de Red de Excelencia Educativa en Francés (REF), la Alianza Francesa asesora una veintena de colegios colombianos que imparten clases de francés. En el año 2017 se atribuyó la certificación “LabelFrancÉducation”, al Colegio Gimnasio de los Llanos de Yopal y varios colegios de Bogotá y Medellín se encuentran actualmente en un proceso de solicitud de acreditación. Existe además un importante convenio de colaboración entre la Alianza Francesa, la Embajada de Francia y COLFUTURO que permite suministrar becas a estudiantes colombianos para el aprendizaje del francés.

Si bien el interés de los colegios privados es manifiesto, en el sector público especialmente a nivel municipal y departamental se han implementado también programas de cooperación muy alentadores para la reintroducción del francés en los colegios de Medellín, Manizales, Bucaramanga y se están desarrollando proyectos en Casanare, Chía, Cota, Cartagena, Risaralda, Quindío y en el departamento del Atlántico.

A nivel de educación superior, el aprendizaje del francés es indispensable para los estudiantes que desean acceder a un programa de movilidad con Francia o con un país extranjero. El nivel requerido por la mayoría de las instituciones universitarias es el nivel B2 del Marco Europeo de Referencia para la enseñanza de los idiomas extranjeros. En Colombia pocas universidades cuentan con centros de formación lingüística adaptados a sus proyectos de internacionalización. En colaboración con el ICETEX el programa bilateral de “Asistentes de Francés” permite que un poco más de veinte instituciones colombianas se beneficien cada año de jóvenes profesores procedentes de Francia.

La Agencia Universitaria de la Francofonía (AUF) es una importante red de más de 800 universidades en más 100 países del mundo. Actualmente 7 universidades colombianas son miembros de la AUF: la Universidad Nacional, la Universidad de los Andes, la Universidad del Rosario, la Pontificia Universidad Javeriana, la Universidad del Valle, la universidad EAN y la Universidad Libre. Además de promover la Francofonía, la AUF es un gran operador internacional que financia proyectos de cooperación científica y de mejora de la calidad educativa en sus países miembros.

Para su fortalecimiento, el aprendizaje del francés en Colombia necesita ineludiblemente de un fuerte acompañamiento institucional tanto a nivel nacional como local. Las ventajas para los jóvenes colombianos pueden ser numerosas y en especial estriban en un mayor acceso a la movilidad académica internacional y en un acceso privilegiado al mercado laboral colombiano donde están presentes más de 200 empresas francesas y unas 175 empresas colombianas que desarrollan negocios con Francia. Francia es además el primer empleador extranjero en Colombia.

La mayoría de los países del mundo son conscientes del aporte fundamental que pueden tener las formaciones técnicas de calidad para el desarrollo de la competitividad económica en un entorno laboral cada vez más tecnológico y cualificado. Francia es un país que dispone de una gran experticia en este campo y ha iniciado diversas colaboraciones con Colombia desde hace algunos años.

En el año 2009 se firmó, por ejemplo, el convenio COLPROTEC entre el Ministerio de Educación de Colombia y el Ministerio de Educación Superior de investigación de Francia. Ha permitido hasta la fecha que se iniciaran colaboraciones entre la red francesa de instituciones técnicas de educación superior (ADIUT) y las redes colombianas TTU (sector público) y ACIET (Asociación Colombiana de Instituciones de Educación Superior con Formación Técnica Profesional, Tecnológica o Universitaria). ACIET es actualmente la red colombiana más activa en el desarrollo de cooperaciones con Francia.

Las empresas tanto francesas como colombianas reconocen la importancia estratégica de estas formaciones para su desarrollo. Por eso se han venido fortaleciendo colaboraciones en los últimos años especialmente en el ámbito rural (cooperación entre el ministerio francés de agricultura y el SENA) e industrial (cooperación entre el ministerio francés de Educación, empresas francesas y el SENA).

La implicación de las instituciones públicas de ambos países y las alianzas con el sector empresarial seguirán siendo claves para el futuro éxito de esta cooperación.

La cooperación universitaria colombo-francesa ha experimentado una fuerte progresión en la última década gracias al acuerdo de reconocimiento mutuo de diplomas firmado en el año 2010 entre la Asociación Nacional Colombiana de Universidades (ASCUN), la Conferencia de Presidentes de Universidades de Francia (CPU), la Conferencia de directores de escuelas francesas de Ingeniería (CDEFI) y la Conferencia de Grandes Escuelas (CGE).

Actualmente cerca de 4.200 alumnos colombianos estudian en Francia de los cuales unos 500 cursan formaciones doctorales. Colombia se ha convertido en el segundo país de América Latina que más estudiantes envía a Francia. El incremento de la movilidad estudiantil hacia Francia ha sido posible gracias a los más de 430 convenios académicos interuniversitarios existentes de los cuales 150 son de doble titulación y cotutela de tesis doctoral. El dinamismo de los intercambios académicos se debe tanto a la atractividad creciente de Francia en el sector universitario colombiano como a la calidad de los alumnos colombianos implicados en las movilidades.

Por parte de las instituciones francesas es también el resultado de una intensa labor de promoción de la lengua francesa (Alianzas Francesas, Asistentes de lengua) y del dispositivo general de educación superior (Embajada, Campus France) que dan amplia visibilidad a una oferta variada de oportunidades de estudios y de pasantías laborales o de investigación.

Las carreras más plebiscitadas por los estudiantes colombianos son las de administración de empresas, ingeniería y arquitectura, artes, letras y lenguas, derecho y ciencias políticas, ciencias humanas y sociales, ciencias exactas, medicina y medio ambiente.

Los alumnos de Colombia que fueron a estudiar a Francia se beneficiaron de los dispositivos de becas o créditos colombianos (Ser Pilo Paga, Jóvenes Ingenieros, Colciencias, Colfuturo, ICETEX, Universidades) y muchos de ellos de recursos franceses (Embajada, EIFFEL, CNRS, Ministerios, Universidades). La inversión pública francesa en apoyo a los gastos de colegiatura de los estudiantes colombianos en Francia se estima en unos 43 millones de euros anuales, lo cual corrobora el importante papel del Estado en la promoción de la movilidad académica.

En el sentido inverso, el crecimiento de la movilidad estudiantil francesa hacia Colombia es un fenómeno reciente y sigue siendo bastante limitado a pesar del gran número de convenios existentes. Tan sólo unos 500 estudiantes franceses estudian en Colombia. Colombia es el 37° país de destino para los estudiantes franceses que representan el 9° contingente de estudiantes extranjeros en el país. El interés lingüístico y cultural, la calidad de la atención estudiantil y de las infraestructuras, el seguimiento pedagógico, las becas y la posibilidad de realizar pasantías son algunos de los criterios que más motivan a los estudiantes franceses.

Sin embargo, su conocimiento del sistema educativo colombiano y de las oportunidades de estudios es muy limitado dado que en Francia faltan plataformas de información y de asesoría para las movilidades académicas hacia Colombia.

Desde el año 2011, los Encuentros Universitarios Colombo-Franceses (CPU, CDEFI, CGE, ASCUN), que se realizan cada dos años, reúnen a los principales actores de los sistemas de Educación Superior de los dos países. Garantizan el seguimiento de las agendas bilaterales a la vez que estructuran y dinamizan el diálogo interinstitucional tomando en cuenta la permanente evolución de los contextos y de los desafíos.

Los IV Encuentros Universitarios Colombo-franceses se llevaron a cabo en Francia, en el Instituto Nacional de Ciencias Aplicadas (INSA) de Lyon, en el marco de las temporadas cruzadas, entre el 3 y el 5 de julio de 2017. Asistieron, además de una amplia delegación de rectores de instituciones de educación superior de ambos países, representantes de ministerios, institutos de investigación, empresas y organismos territoriales. Los diversos debates, talleres, reuniones y presentaciones permitieron establecer un balance exhaustivo de las acciones emprendidas conjuntamente durante el bienio 2015-2017 y definir un plan de trabajo para los dos próximos años.

Los V Encuentros Universitarios Colombo-franceses tendrán lugar en Medellín entre el 12 y el 14 de junio de 2019, en el marco de la 1° Cumbre colombo-francesa de Investigación, Innovación y Educación superior.

Entre el 25 y el 27 de octubre de 2019 se organizará en Bogotá, el 2° Salón “Destino Francia” de promoción de los estudios superiores en Francia en los que se espera recibir una importante delegación de Universidades y Escuelas de Educación Superior francesas.

En el año 2017, se organizaron más de 80 coloquios científicos franco-colombianos y se produjeron más de 600 co-publicaciones. Estos datos permiten comprobar la diversidad y la riqueza de los proyectos que lideran profesores e investigadores de ambos países buscando respuestas y soluciones cada vez más necesarias a los grandes desafíos sociales, culturales, económicos y ambientales de nuestros tiempos actuales.

El “boom” científico del año Colombia-Francia, fue posible gracias a la dedicación de todos los investigadores y al apoyo de instituciones y de valiosos patrocinadores.

No obstante, dejó claro que queda mucho por hacer todavía para llevar la cooperación bilateral científica a un nivel todavía más alto y ponerla a la altura de las grandes metas compartidas por ambos países.

La cooperación científica franco-colombiana es muy antigua y se enmarca tradicionalmente en las grandes áreas temáticas que abarcan las ciencias humanas y especialmente el derecho, la ciencia política, la filosofía, las letras, así como de las ciencias agronómicas, un sector que conoce una gran pujanza útilmente en el contexto del proceso de paz colombiano y de la agenda mundial sobre desarrollo sostenible y cambio climático en la que Francia ejerce un gran protagonismo.

Las principales herramientas institucionales con las que cuenta esta cooperación son:

-el programa bilateral ECOS-Nord, cofinanciado por Colombia y Francia desde hace 22 años y que costeó hasta la fecha 168 proyectos de investigación en todas las áreas de investigación, dando lugar a más de 130 tesis de doctorado en cotutela;

-los programas de la cooperación regional francesa STIC AmSud, MATH AmSud y PREFALC, que están asociados a otros países de América Latina además de Colombia. En los últimos años ha ido creciendo sustancialmente la participación de Colombia en estos tres programas.

-Los laboratorios mixtos internacionales (LMI) o los grupos de investigación internacionales (GDRI). La Universidad Nacional forma parte desde 2015 de un GDRI sobre antropología política en la Amazonía occidental (APOCAMO) que asocia además de Francia a Perú y Ecuador. La Universidad de los Andes ha integrado en el 2018 un LMI (BIO_INCA) junto con el Instituto francés de Investigación para el Desarrollo (IRD) y la Pontificia Universidad Católica de Ecuador dedicado a investigar sobre la preservación de los ecosistemas naturales y cultivados del área andina. En 2019, en el marco de la Primera Cumbre colombo-francesa de Investigación, Innovación y Educación Superior, se anunciarán el lanzamiento de dos nuevos Laboratorios Internacionales Asociados (LIA) entre Francia y Colombia.

-El programa COOPOL destinado a favorecer la emergencia de ecosistemas colombo-franceses de investigación e innovación. La primera fase del programa (2015-2019) contó con único socio en Colombia al ecosistema Ruta N de Medellín. Se prevé continuar y ampliar este programa asociando en el futuro actores de otros territorios de Colombia.

-Los programas de COLCIENCIAS, y en especial  en los últimos años COLOMBIA CIENTÍFICACOLOMBIA BIO, así como los dispositivos financieros de Colfuturo ICETEX.

Francia cuenta en Colombia con representantes permanentes de 4 organismos de investigación:

-el CIRAD, el centro de investigación agronómico para el desarrollo, activo desde hace 30 años en el país y con fuerte vinculación institucional con el CIAT y CORPOICA, así como con diversas universidades nacionales (11 investigadores franceses instalados en Colombia);

-el IRD, que lleva unos 20 años en Colombia desarrollando proyectos en temáticas muy similares a las del CIRAD y que acaba de lanzar su primer laboratorio mixto internacional en asociación con la Universidad de los Andes y la PUCE (Pontificia Universidad Católica de Ecuador) (4 expatriados franceses en 2018);

-El Instituto Francés de Estudios Andinos (IFEA), que cumplió 70 años en el 2018. Con sede en Lima, esta unidad del CNRS que cubre 4 países (Colombia, Perú, Bolivia y Ecuador) cuenta con una representación permanente en la Embajada de Francia y convenios de cooperación en particular en Colombia con el ICANH y la Universidad Nacional. Las ciencias humanas y sociales constituyen su campo de investigación primero y en especial la arqueología que despierta nuevamente grandes expectativas en Colombia (proyectos en Chiribiquete, La Lindosa, San Agustín);

-Y finalmente el Instituto de las Américas (IDA), una red de universidades e investigadores franceses en ciencias humanas y sociales que dispone de un polo andino en Bogotá cuya oficina se encuentra en la Universidad Nacional.

Este panorama alentador merece sin embargo ser matizado, ya que, a pesar de la vitalidad de la relación bilateral, subsisten todavía numerosos obstáculos humanos, materiales y estructurales, que impiden que se lleve a cabo la cooperación científica bilateral hacia el nivel más ambicioso al cual todos aspiran.

Entre estos obstáculos cabe señalar, por ejemplo:

-la falta de seguimiento de los proyectos y programas debido a los reiterados cambios institucionales en que se han ido modificando incesantemente los actores, los programas, las prioridades y los recursos afectados;

-la falta de información estadística, la ausencia de anuario colombo-francés de investigadores;

el hecho de no disponer de una amplia información compartida sobre todos los recursos y mecanismos nacionales, bilaterales e internacionales a disposición de la cooperación científica;

-la dispersión, el aislamiento y la desconexión de los proyectos y de los investigadores, muy poco comunicados los unos con los otros, aun cuando trabajan en áreas afines;

– el uso limitado de unos pocos recursos regionales y bilaterales como pueden ser los programas de cooperación ECOS-Nord, PREFALC, STIC y MATH AmSud, accesibles por lo general a pequeños equipos de investigación;

– la débil interacción con el sector productivo, y en especial con las más de 200 empresas francesas radicadas en Colombia y las cerca de 180 empresas colombianas que desarrollan vínculos comerciales con Francia.

Para tratar de resolver estas dificultades, la Embajada de Francia en Colombia ha impulsado desde finales del año 2017 la estructuración de la red colombo-francesa de investigadores COLIFRI. Se trata de aunar esfuerzos, canalizar y compartir toda la información disponible, y darle mayor protagonismo a los actores de la investigación de ambos países, los propios investigadores, primero, las universidades y sus laboratorios luego, los distintos centros e institutos de investigación existentes y finalmente las empresas interesadas en proyectos de investigación, desarrollo e innovación.

El 20 de abril de 2018 se lanzó oficialmente en la Residencia de Francia en Bogotá la asociación colombo-francesa de investigadores COLIFRI(www.colifri.com).

Por primera vez, profesores e investigadores franceses y colombianos se han unido para darle vida a una red de investigación que cuenta ya con representantes en todo el territorio colombiano así como en el exterior.

El objeto principal de la asociación es promover y fomentar actividades de investigación, desarrollo e innovación conducentes a fortalecer ecosistemas científicos y de cooperación colombo-francesa. Con este nuevo modelo, los profesores, los investigadores y las instituciones de ambos países, podrán lograr mayor protagonismo e interacción para buscar respuestas a nuestros grandes desafíos compartidos en términos de ciencia, tecnología e innovación.

COLIFRI es una asociación autónoma, que se beneficia no obstante del apoyo de la Embajada de Francia y de varias universidades e instituciones colombianas para lograr la realización de sus principales metas y la organización de sus actividades en beneficio del fortalecimiento de la cooperación científica bilateral.

Sus principales metas son por tanto:

 -promover la cooperación entre Colombia y Francia en todas las áreas del conocimiento;

-desarrollar una plataforma WEB para divulgar toda la información disponible sobre programas, convocatorias, eventos, recursos financieros para proyectos y becas de doctorado e investigación;

– fomentar y facilitar la movilidad de investigadores entre Colombia en Francia;

– impulsar la constitución de redes y grupos bilaterales de investigación;

-dialogar con las instituciones de ambos países y en especial con las agencias e institutos de investigación e innovación;

– animar la comunidad colombo-francesa de investigadores organizando encuentros y eventos científicos en todo el territorio colombiano;

-establecer lazos con la industria y el mundo empresarial para impulsar proyectos de innovación y desarrollo;

-captar recursos financieros para potencializar los proyectos de investigación colombo-franceses;

-finalmente, asesorar y orientar, las políticas públicas de Colombia y Francia en cuanto a investigación bilateral.

El nacimiento de esta red colombo-francesa de investigadores COLIFRI, es de suma relevancia para la cooperación científica entre Francia y Colombia. Se espera que sigan afiliándose a la asociación tanto los investigadores e investigadoras, como las instituciones de educación superior, las agencias y organismos de investigación, y las empresas de ambos países interesadas en el fortalecimiento de la cooperación bilateral mediante el fomento de la ciencia y de la innovación.

En el transcurso del año 2018 se iniciaron la estructuración y el desarrollo humano y material de la asociación. A principios de junio de 2018, se organizó una importante misión a París y a Bruselas en la que participaron 20 representantes de la asociación COLIFRI, entre los cuales 4 vicerrectores de investigación, un rector, directores de relaciones internacionales e investigadores de la Universidad Nacional, de la Universidad del Valle, de la Universidad Industrial de Santander, de la Universidad del Norte, de la Universidad Tecnológica de Pereira, de la Universidad Militar de Nueva Granada, de la Pontificia Universidad Javeriana, de la Universidad del Externado, de la Universidad del Rosario y de la Universidad de Los Andes.

La delegación colombo-francesa de investigadores fue recibida entre otros lugares en el CNRS (Centro Nacional de la Investigación Científica), el INSERM (Instituto Nacional de investigación Médica), el Instituto Pasteur, el INRA (Instituto Nacional de investigación agronómica), la CPU (Conferencia de Rectores de Universidades de Francia), la CDEFI (Conferencia de directores de escuelas francesas de Ingeniería), el grupo de universidades ParisTech, el Instituto de las Américas, la UNESCO, las Embajadas de Colombia en París y Bruselas, los Ministerios franceses de asuntos exteriores y de educación superior y la Comisión Europea.

Actualmente la asociación COLIFRI se estructura de dos formas complementarias:

-se constituyen NODOS REGIONALES en el territorio colombiano, destinados a reunir localmente, en alianza con las universidades locales, las alianzas francesas, las instituciones públicas, el sector empresarial y los agentes sociales a todos los investigadores interesados en la cooperación científica colombo-francesa.

– se consolidan GRUPOS TEMÁTICOS (cambio climático, energías renovables, biociencias, filosofía, derecho, paz, computación avanzada, etc.) destinados a favorecer la emergencia de laboratorios mixtos colombo-franceses, interuniversitarios y capaces de captar importantes recursos externos para el desarrollo de proyectos de investigación con impacto directo en Colombia.

Uno de los grupos temáticos más avanzados “Cambio Climático y Energías Renovables” ha logrado beneficiarse en el 2019 de un importante fondo del gobierno francés para iniciar un ambicioso proyecto de desarrollo de un ecosistema en torno a las energías renovables en el departamento de Vichada.

COLIFRI ha puesto en marcha una agenda de trabajo muy fructífera, en la cual se puede destacar su participación en encuentros colombo-franceses organizados por terceros o en eventos propios organizados en diferentes ciudades de Colombia:

– Seminario internacional CIRAD sobre “Políticas públicas y desarrollo rural en América Latina”: 5-9 de septiembre de 2018, en Palmira (CIAT);

– Semana de la Ingeniería Francesa en Colombia (ACOFI): 17-21 de septiembre de 2018 (Bogotá y Cartagena) – Participación de instituciones, grandes universidades y empresas francesas;

– Conferencia francoalemana sobre la responsabilidad social de las Empresas – 1 de octubre de 2018 en Bogotá;

1er encuentro sobre investigación en didáctica del francés (Universidad de la Sabana): 4 de octubre de 2018 – Universidad de la Sabana en Bogotá;

VI Congreso Colombiano de Estudiantes de Filosofía (UNIVALLE): 3-5 de octubre de 2018 en Cali (Universidad del Valle);

– VII Encuentro T&T: Tecnólogos frente a los retos de la innovación tecnológica (ACIET) (Francia, país invitado) – Redes ACIET y ADIUT – Bucaramanga, Bogotá, Cali, Medellín y Cartagena – 16 a 27 de octubre de 2018;

– Encuentro regional STIC y MATH AmSud (COLCIENCIAS – Cooperación Regional Francesa): 6-8 noviembre de 2018 (Bucaramanga);

-Encuentro regional para la estructuración de una red en Biociencias (Cooperación Regional Francesa, Institut Pasteur), Montevideo, 3-4 de diciembre de 2018

– 2do Encuentro de investigadores Colombia-Francia (COLIFRI): 11 diciembre de 2018, EAFIT;

– Coloquio “Acciones colombo-francesas frente al Cambio Climático, en Bucaramanga (Universidades de Bucaramanga, Alianza Francesa, Embajada, Colifri) , 9 de mayo de 2019;

– PRIMERA CUMBRE COLOMBO-FRANCESA DE INVESTIGACIÓN E INNOVACIÓN: 12-14 de junio de 2019, EAFIT, Medellín.

shares